Mes: febrero 2014

Conocerse a uno mismo, en la relación con los demás.

La mejor manera de verse a uno mismo no es tanto en meditar sino en ver cómo son nuestras relaciones con los demás.

A veces la relación con los demás nos da una idea muy clara de quien somos y de que partes de nosotros salen a la luz cada vez que nos relacionamos con alguien. Lo que aflora en nosotros es distinto según la persona con la que estamos. Por eso a mi nunca me gusta mezclar grupos distintos de amigos, porque con cada grupo puedo expresar una  parte de  mi personalidad distinta, porque yo soy muchos yos, y cada yo cambia según pasa el tiempo y según el lugar donde me encuentro. Yo no tengo personalidad, tengo personalidades.

Observarnos después de haber estado con otra gente, sobretodo si esas personas quedan fuera de nuestra zona de confort, si son personas que nos impresionan o nos desconciertan, o nos gustan o nos  hacen sentir superiores? inferiores? ….  Personas que nos hagan sentir de  alguna manera incomodos, en el buen sentido de la palabra. Y veremos como de repente salen a la luz inseguridades, luchas de ego… etc… pq los demas nos hacen solo de espejo de nosotros mismos y a la vez nos ponen al frente de situaciones nuevas.